Croacia, análisis de un subcampeón

A pesar de los argumentos de que el 4-3-3 podría ser una mejor opción, la formación predeterminada de Croacia ha sido por mucho tiempo 4-2-3-1, con la extraña incursión en un centro del campo 4-4-2.

Zlatko Dalic hizo un cambio significativo inmediatamente después de asumir como entrenador (dos días antes del partido decisivo del grupo contra Ucrania en los clasificatorios), moviendo a Luka Modric a la posición de 10, un papel que el jugador del Real Madrid rara vez ha ocupado desde sus primeros días.

El acertijo de Modric-Ivan Rakitic fue un obstáculo para los predecesores de Dalic, que lucharon para aprovechar coherentemente las habilidades de juego de ambas estrellas; la solución del nuevo entrenador dio sus frutos en Kiev y en el play-off contra Grecia.

Croacia se había vuelto cada vez más dependiente de Modric. Anteriormente había organizado el juego desde lo más profundo de su propio campo, llevando a cabo una gran cantidad de trabajo de defensa también.

Quien jugó frente a él, generalmente Rakitic, Marcelo Brozovic o Mateo Kovacic, rara vez aportó pases de profundidad y Croacia atacó principalmente por los costados, lo cual era extraño para un equipo repleto de talentos en el centro del campo.

Con Modric en esa posición, Dalic ha dado más responsabilidad ha Rakitic en la salida de balón y Modric es mucho más participativo en ataque con mucha mas llegada al área rival.

El seleccionador croata

(26 de octubre de 1966) entrenador de fútbol croata y ex futbolista que jugó como centrocampista defensivo . Actualmente dirige el equipo nacional de Croacia.

Dirigió al equipo nacional a la final de la Copa Mundial de la FIFA 2018, donde alcanzó su clasificación más alta de la historia (1.973 puntos) y el puesto más alto de la historia de Croacia.

El 9 de octubre, Dalić llevó a Croacia a una victoria por 2-0 sobre Ucrania en la calificación para la Copa Mundial de 2018 , que también aseguró el segundo puesto en su grupo y un lugar en la ronda de play-off . El 19 de octubre, Dalić nombró a Ivica Olić , ex jugador internacional de Croacia, como su asistente. Croacia empató con Grecia en la ronda de play-offs, y el 9 de noviembre, Dalić llevó al equipo a un triunfo por 4-1 en el partido de ida ante Grecia, casi asegurándose un lugar en la Copa Mundial de 2018 . En la vuelta, el 12 de noviembre, Croacia empató con Grecia 0-0 y ganó 4-1 en el global, asegurándose un lugar en la final de la Copa del Mundo. Después de esto, Dalić firmó oficialmente un contrato con la Federación Croata de Fútbol, que se extenderá hasta el 30 de julio de 2020.

El 16 de junio de 2018, Croacia ganó su primer partido de la Copa del Mundo de 2018, superando a Nigeria por un marcador de 2-0. Sin embargo, durante el juego, Nikola Kalinić se había negado a aparecer como sustituto, citando una lesión en la espalda como excusa, aunque había utilizado esta excusa anteriormente durante un partido amistoso contra Brasil, así como en la sesión de entrenamiento anterior. Esto llevó a Dalić a enviarlo a casa en el quinto día del torneo. Dalić declaró que necesitaba “jugadores preparados, mientras que Kalinić no apareció en tres ocasiones”.

Los 23 subcampeones de Daliç

Porteros

Danijel Subasic (Mónaco), Lovre Kalinic (Gent), Dominik Livakovic (Dinamo)

Defensas:

Vedran Corluka (Lokomotiv Moscú), Domagoj Vida (Besiktas), Ivan Strinic (Sampdoria), Dejan Lovren (Liverpool), Sime Vrsaljko (Atlético de Madrid), Tin Jedvaj (Bayer Leverkusen), Duje Caleta-Car (Red Bull Salzburg)

Mediocampistas:

Luka Modric (Real Madrid), Ivan Rakitic (FC Barcelona), Mateo Kovacic (Real Madrid), Milan Badelj (Fiorentina), Marcelo Brozovic (Inter), Filip Bradaric (Rijeka)

Delanteros:

Mario Mandzukic (Juventus), Ivan Perisic (Inter), Nikola Kalinic (Milan), Andrej Kramaric (Hoffenheim), Marko Pjaca (Schalke), Ante Rebic (Eintracht)

La Final de Croacia

Croacia se presentó en la final del mundial como la gran revelación junto a Bélgica.

Desde la fase de grupos se vio una Croacia con un estilo claro de combinación y juego interior muy destacable, futbol atractivo y dando una gran prioridad a sus jugadores creativos, sobre todo Modric y Rakitic, junto con un desequilibrante Perisic, para mí una de las sensaciones de este mundial y de esta selección.

Otro jugador a destacar, por su fuerza, trabajo y sacrificio fue Mandzukic, no ha dado un balón por perdido en ninguna acción, a peleado todas las acciones divididas, contra defensas más cerradas y para poder favorecer el juego de sus compañeros que llegaban desde atrás, sobre todo Modric y Perisic.

En la siguiente imagen vamos a ver un ejemplo claro de ello, pese a ir perdiendo en la final, Mandzukic peleaba todos los balones, y en una acción sin aparente peligro, llega a presionar a Lloris que se confía e intenta evitar a Mario, el cual consigue anotar un gol que daba algo de esperanzas a la selección croata en la final.

Fase Ofensiva

Croacia en salida de balón se presenta formando un triángulo central, donde destaca la actividad de Rakitic que es el principal encargado de iniciar la creación de su equipo, por delante Brozovic y un destacado Modric, que pese a tener una presión asfixiante por parte de Kante durante más de la mitad del partido, destacó en la faceta ofensiva del equipo Croata sobre todo en tres cuartos de campo. En la imagen vemos que pese a que Francia inicia la presión con muchos jugadores e intentando cerrar pase interior, Croacia no rehúye del juego combinativo e intenta iniciar juego desde su línea defensiva.

En esta imagen podemos ver como el triángulo central para crear el juego interior es muy claro (Rakitic-Modric-Brozovic), siempre escalonados para crear líneas de pase interior, los centrales iniciaban juego superando la zona central ya que Francia replegaba en muchas ocasiones en propio campo.

Esto dificultaba la creación de juego por parte de los croatas, que en muchas ocasiones debían buscar desmarques de sus jugadores más ofensivos, bien de Mandzukic o más escorados para Perisic.

Pese a ello Croacia domino la final con balón en muchísimas fases, y solo un error en una falta lateral donde Mandzukic peina el balón en dirección a su portería puso a Francia por delante, Croacia no se puso nerviosa y siguió con el mismo papel que tuvo durante todo el mundial, donde predominaba el balón y llegar a superar esa línea de presión para la llegada desde tres cuartos de Modric o de Perisic, que en muchas ocasiones intentaba buscar desmarques interiores para abrir la defensa gala.

El gol de estrategia de Croacia

El empate de Croacia llego gracias a una acción de falta ensayada perfectamente ejecutada y que ha sido clave de destacar en este mundial de Rusia.

En el inicio de la jugada vemos como hay dos lanzadores, Modric y Rakitic, colocados para ejecutar la acción.

Los jugadores croatas todos colocados por detrás de la línea defensiva francesa, prácticamente en fuera de juego.

Rakitic inicia la carrera saltando por encima del balón, en ese momento el lateral croata Vrsaljko inicia la carrera hacia el lateral del área sin la marca de los defensores franceses y Modric es el encargado de golpear para la llegada del lateral a una zona libre de influencia defensiva.

Cuando el lateral croata consigue llegar al balón aéreo envía un centro con la cabeza hacia el punto de penalti donde se encuentran la mayoría de jugadores croatas y donde la defensa francesa, centrada en el balón descuida las marcas.

El balón es controlado por un jugador croata, el cual de espaldas a portería, ve perfectamente la llegada al área de Perisic, el cual tras un control orientado hacia fuera consigue realizar un disparo con su pierna izquierda al palo alejado del portero.

Es clave ver como la defensa francesa está totalmente desorganizada y ha perdido de vista prácticamente todas las marcas.

Fase Defensiva

Croacia ha sido un equipo muy equilibrado defensivamente prácticamente todo el mundial, con unas ayudas defensivas muy completas de todo el equipo.

Su parcela defensiva siempre ha estado bien ordenada en su línea de 4 jugadores, por delante como vemos en la imagen siempre crean superioridad defensiva cerca del balón, el mediapunta, en este caso Modric siempre cercano al jugador creativo sin balón y recibiendo ayuda del extremo cercano y lateral que salta a la presión.

Dejando al punta o a otro jugador detrás del mediocentro defensivo francés para salir rápido ante un posible robo de balón.

Vemos también como uno de los mediocentros siempre guarda espaldas por si los franceses consiguen superar la presión marcada en medio campo.

El extremo del lado contrario cierra prácticamente a la altura de medio campo por si solventan la presión en banda tener igualmente superioridad defensiva.

En esta imagen Croacia perdía 3-1 por lo tanto la presión al rival era aún mayor que en otras fases del partido.

Para leer este artículo debes suscribirte

Este contenido se incluye dentro de los planes Premium de abfutbol. Suscríbete hoy mismo y disfruta de todos nuestros contenidos exclusivos. ¿Ya estás registrado? Accede a tu cuenta en abfutbol​

¿Ya estás registrado? Accede a tu cuenta

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

abfutbol

Dicen de nosotros los grandes expertos que somos los mejores generando contenidos para entrenadores a nivel mundial, descubre el porqué.

Nuestra Misión

Formar y aportar a los técnicos información, conocimiento. Estar a la vanguardia de las nuevas tendencias del entrenamiento en fútbol

www.abfutbol.es © 2002-2018 · Depósito legal: M-55143-2002 · abfutbol / ISSN: 1697-2570 · Todos los derechos reservados 

error: © 2018 abfutbol.es

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar