Analisis Inter de Milan – Juventus de Turin

Marc Domínguez Martín   

Titulado Nacional Nivel III y director deportivo RFEF.

Ex entrenador Écija Balompié Segunda División B y Coordinador Fútbol Base U.E.Olot.

INTRODUCCION

En el Estadio Giuseppe Meazza se enfrentaban en la séptima jornada de la Serié A italiana el Inter de Milán de Antonio Conte y la Juventus de Turín de Maurizzio Sarri, en el denominado “derbi de Italia”.
Un choque que se prometía apasionante por el pleno de victorias del equipo milanista y como se comportaría ante el gran dominador de la competición en los últimos años, el conjunto turinés.
Un duelo de choque de estilos. Un Inter de Milán donde Antonio Conte como es habitual ha implantado un sistema 1-3-5-2 muy marcado (como podremos comprobar a continuación) que le ha dado resultado logrando tres Scudetto con la “VecchiaSignora” y una Premier League con el Chelsea entre otros.
Por su parte la Juventus ha modificado su sistema e idea de juego con Maurizzio Sarri, pasando del 1-3-5-2 utilizado con Antonio Conte y Massimiliano Allegri, a un 1-4-3-3 que en muchas fases del juego se convierte en 1-4-4-2.
En este trabajo queremos mostrar los aspectos más destacados de cada uno de los equipos e intentar desgranar analizando de forma cronológica el transcurso del encuentro, y cuáles han sido las claves y momentos que han marcado el devenir del partido, que acabó con la victoria de la Juventus por 1-2.

Alineación Inter de Milán (Sistema 1-3-5-2): Handanovic, Godin, De Vrij, Skriniar, Barella, Brozovic, D’Ambrossio, Asamoah, Sensi, Lautaro Martinez, Lukaku.


Alineación Juventus (Sistema 1-4-3-3): Szczesny, Cuadrado, Bonucci, De Ligt, Sandro, Pjanic, Matuidi, Khedira, Bernardeschi, Dybala, Cristiano.

ANALISIS DEL PARTIDO

El partido arrancó con los dos equipos queriendo marcar su idea, aunque muy pronto llegaría el primer zarpazo de los turineses. En el minuto 4’ Bernardeschi aparecía entre líneas en posición de falso 9 obligando a De Vrij a salir de zona, Pjanic introdujo el balón en profundidad a la espalda de DeVrij para Dybala (Cristiano intentó buscar ganar en velocidad a Godín) que en el 1vs1 con Skriniar orientó el balón fuera del alcance de su marcador para batir por abajo a Handanovic.
En esta imagen vemos la línea defensiva de cinco con espacio en el carril interior provocado por la salida de zona de DeVrij. Cristiano y Dybala buscan la ruptura en profundidad.
Cristiano ocupa la espalda de D’Ambrossio para buscar el 1vs1 en profundidad sobre Godín (esta alternativa se produjo en muchas ocasiones durante la primera mitad).

Con el 0-1, el Inter intentó dominar el partido combinando. La idea era muy clara, buscar la espalda de Khedira con Sensi entre líneas (uno de los jugadores más participativos hasta su lesión a la media hora de encuentro) encontrando superioridad 2vs1 con Asamoah sobre Cuadrado (lateral de características ofensivas), mientras Lukaku y Lautaro fijaban a Bonucci y De Ligt.

La Juventus intentaba presionar en bloque alto 1-4-3-3 con Bernardeschi cerrando salida con el mediocentro activo (la mayoría de acciones de salida aportadas por Barella) pero no lograba frenar la progresión interista con superioridad 5vs3 en zona de inicio.

A continuación mostramos dicha situación:

La Juventus conseguía cerrar las salidas exteriores sobre Asamoah y D’Ambrossio con Matuidi y Khedira pero no los pasillos interiores. Como podemos observar la distancia con los centrocampistas es considerable, lo cual permitía al Inter salir combinando. Con esta distancia entre los delanteros y centrocampistas muchos podríamos pensar que la Juventus no actuó
correctamente, pero viendo el precedente del partido de la Supercopa disputado en verano en China, nos puede aportar algunas ideas sobre dicha actuación. El Inter ese día con un bloque muy alto conseguía mediante la aparición de Lautaro y Sensi entre líneas y realizando a la perfección juego con 3r hombre, plantarse con muchos espacios en campo contrario. De
esta manera podemos pensar que Sarri planteó dicho escenario pensando que el Inter podría salir combinando desde su inicio, pero en ningún momento el Inter iba a tener espacios para jugar entre líneas teniendo distancia con sus jugadores más ofensivos.

El Inter con la Juventus organizada en bloque medio, seguía circulando con los centrales, aunque sin encontrar soluciones interiores con Barella y Brozovic.

La solución pasaba por la aparición de Sensi y arrastrar a sus marcadores cercanos para jugar por fuera con Asamoah y D’Ambrossio a una altura superior.

Como veíamos en la imagen anterior, los dos carrileros interistas, mayoritariamente por la banda izquierda con Asamoah y las caídas a esa zona de Sensi, llegaban a zonas cercanas a finalización.
La ocupación de las zonas de remate y sus jugadores estaban perfectamente establecidas con Lukaku, Lautaro Martínez, el carrilero de lado contrario en segundo palo y mediocentro de zona débil llegando desde segunda línea al área.
Pero la Juventus mediante sus centrales (De Ligt, Bonucci), lateral contrario, Pjanicy interior de zona opuesta (Matuidi o Khedira) ocupaban perfectamente dichas zonas provocando siempre la superioridad defensiva 5vs4. Bernardeschi y Dybala descolgados en zonas de rechace ante una posible transición y Cristiano Ronaldo caído a la banda de Godín de lanzadera para salir en profundidad.
Durante todo el partido la Juventus defendió a la perfección este tipo de acciones, excepto en la acción de penalti tras la mano de DeLigt que provocaría el 1-1 interista con la transformación de la pena máxima por Lautaro Martínez.

Golpeo con diestra fuerte cruzado a bajo a la derecha de Szczesny. Penalti Lautaro Martínez.

Con el empate, el Inter insistió en su planteamiento de presión el bloque alto ante la salida de balón de la Juventus, aunque con el paso de los minutos y durante el tramo final de la primera mitad, la Juventus empezó a dominar el encuentro generando juego y acumulando jugadores en campo contrario, obligando al Inter a retroceder y acumular muchos jugadores por detrás de balón, hecho que hacía que en las transiciones tuvieran dificultades para salir, todo ello permitía a los turineses
recuperar el balón rápidamente. La lesión de Sensi la notó considerablemente el Inter.

Los ataques de la Vecchia Signora se producían cada vez de forma más persistente y el Inter cada vez se veía más encerrado en su propio campo, lo que permitía a la Juventus embotellar y acumular jugadores en zonas cercanas a finalización.

En esta captura podemos ver como la Juventus acumula siete jugadores en zona de finalización, obligando al Inter a defender por acumulación manteniendo siempre el 5-3 cerrando los pasillos interiores, dejando descolgados a Lukaku y Lautaro, en inferioridad con de Ligt, Bonucci y uno de los laterales (normalmente Sandro).

En el minuto 40’ la Juventus generaría la acción de ataque más clara (a nivel posicional, ya que las anteriores ocasiones fueron fruto de contraataques con espacios o acciones individuales).

Pjanic filtra un balón a Cristiano entre líneas y Godín sale a presionar. Dybala se posiciona por delante de Skriniar y por detrás de DeVrij dificultando su vigilancia. Cristiano realiza pared con Dybala que se la devuelve al espacio aprovechando el espacio dejado por Godín y D’Ambrossio que está fijado con vigilancia por un posible 2vs1 de Matuidi y Sandro. Cristiano marca pero el gol estuvo invalidado por fuera de juego de Dybala.
Con 1-1 en el marcador se llegó al descanso. Partido muy igualado con fases de dominio para ambos equipos y con dos propuestas completamente distintas.
El inicio de la segunda mitad, arrancó como terminó la primera. La Juventus presionaba en bloque alto al Inter que tenía problemas para generar juego con Barella, Vecino (que sustituyó a Sensi) y Brozovic.

 

 

 

Los turineses seguían controlando territorialmente el juego en campo contrario y recuperando
balón con facilidad trás perdida, dominando en las transiciones ataque – defensa rápidamente.

 

 

Aunque avanzando la segunda mitad el Inter decidió arriesgar más en inicio de juego y Handanovic,
portero interista, empezó a participar en el juego del Inter para generar superioridad y tener mayor
claridad en la salida.

Este riesgo le salió bien y consiguió que la Juventus se partiera en dos, ya que Matuidi y Khedira debían equilibrar esa superioridad 4vs3 del Inter y presionar a Skriniar y Godin (dependiendo de la situación del balón). Este hecho permitió a Vecino y Barella tener el 2vs1 sobre Pjanic y que Asamoah y D’Ambrossio estuvieran más liberados por el exterior obligando en muchas ocasiones a salir de zona a Cuadrado y Sandro y volver al 2vs2 Lukaku–Lautaro frente De Ligt-Bonucci. El Inter volvía a cogerle el pulso al partido y empezar a generar juego y estirar líneas.

Con la entrada de Vecino, el Inter dejó de buscar las caídas a la izquierda que permitían a Asamoah y Sensi hacer el 2vs1, para buscar la espalda de Pjanic que junto al 2vs2 de los delanteros con los centrales juventinos, generaba un 3vs2 interior en zonas cercanas a finalización. Barella y D’Ambrossio fijaban a Matuidi y Sandro, y Asamoah obligaba a Cuadrado a su vigilancia, pero también a priorizar el cierre interior para rectificar ese 3vs2 generado por Vecino.
Este hecho obligo a la Juventus a tener que corregir, y Bernardeschi empezó a retrasar su posición en el repliegue ayudando a los mediocentros.

 

El Inter insistía mediante las aperturas exteriores, pero la Juventus siempre tenía superioridad 7vs4 en zona de finalización y no tuvo problemas para contener los ataques, aunque si es cierto que en las transiciones ataque – defensa esta vez dominarían los neroazzuri por la superioridad en la medular y defensiva con un 5vs2 en formación 2-3 defensivo.

En este tramo de partido el Inter estuvo cómodo y la Juventus tenía dificultades para salir combinando.

 

El Inter presionando en bloque alto obligaba a la Juventus a buscar a Cristiano caído a banda o intentar filtrar a Dybala y Bernardeschi entre
líneas. En el minuto 62’ se produciría un doble cambio clave en la Juventus. Higuain por Bernardeschi, y Bentancur por Khedira. Dybala retrocedio su posición y el equipo paso a un 4-4-2 donde el bloque ganó juego interior buscando el 4vs3 constante sobre los mediocentros del Inter, dejando a Higuain y Cristiano como referencias
ofensivas. A partir de esa modificación los turineses volvieron a dominar el encuentro. La Juventus volvía a imponerse en el juego en campo contrario, pero sin profundidad, ni ocasiones claras, pero sí que que cada vez tenia más facilidades para generar juego entre líneas con Cristiano, Higuain, Matuidi, Dybala (posteriormente Bentancur).

En el minuto 79’ llegaría la acción decisiva del partido.

Pase filtrado de Pjanic a Cristiano, Matuidi y Bentancur ocupan el espacio entre líneas, mientras que Higuain busca la espalda de Bastoni (sustituyó a Godin por lesión). Cristiano descarga a Bentancur (concepto 3r hombre) que introduce un pase para Higuian ganando el espacio a Bastoni para batir a Handanovic y marcar el 1-2.
A falta de 10’ minutos para el final del partido, la Juventus tenía el partido controlado y con el marcador a favor. A partir de ahí poco fútbol, muchas interrupciones y diferentes intentos del Inter con más corazón que cabeza, sobre todo a balón parado donde la Juventus se mostró muy sólida durante todo el encuentro.

 

ABP JUVENTUS DEFENSIVA


Defensa zonal mixta y siempre en superioridad numérica
con todos los jugadores defendiendo y con un gran poderío
físico con Bonucci, De Ligt, Cristiano, Matuidi, Cuadrado,
Higuain.

Victoria para los de Maurizio Sarri, que ponía a la Juventus líder de la Serie A superando al Inter de Milán en la clasificación y provacando asi la primera derrota para los de Antonio Conte.
El Inter demostró que puede ser una alternativa importante para luchar por el Calcio y que la mano de Antonio Conte se está viendo reflejada en competitividad y resultados.
Mientras que el equipo de Maurizio Sarri nos enseñó de nuevo que tiene jugadores determinantes en los momentos importantes de encuentro y que es un equipo que pese a cambiar de sistema, es un equipo consolidado.
Dos equipos y dos estilos que de muy seguro darán mucho que hablar durante la temporada.

Marc Domínguez Martín     

Entrenador Nivel III – Director deportivo RFEF 

Secretario Técnico – Analisis y Scouting

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

abfutbol

Dicen de nosotros los grandes expertos que somos los mejores generando contenidos para entrenadores a nivel mundial, descubre el porqué.

Nuestra Misión

Formar y aportar a los técnicos información, conocimiento. Estar a la vanguardia de las nuevas tendencias del entrenamiento en fútbol

www.abfutbol.es © 2002-2018 · Depósito legal: M-55143-2002 · abfutbol / ISSN: 1697-2570 · Todos los derechos reservados 

error: © 2018 abfutbol.es

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar